Gotas de alcohol.

Hace tiempo que vino el invierno y nadie me lo cura, he aprendido a no sentir frío en el frío, he aprendido a pasar de tus chistes malos, ya no me río, hablo contigo y eres ese crío que no afronta la realidad, que ya nos perdimos.

Hace tiempo que te pido a gritos, vivir otra realidad, fingir que una vez nos quisimos, hace tiempo que mi corazón se cansó de tus migajas y yo me cansé de aquello que fuimos.

A veces sueño que vuelves y otras te persigo en el infinito de mi pensamiento que es otro laberinto, a veces me escondo en la esquina de tu casa y mientras echo un pito, te espío.

No es que ya no sienta, ya no siento aquello malo que nos dijimos, no es que ya no te busque y tú me busques, parece que nunca fuimos. Y somos la pareja del desastre, la duda, la mancha de aquel chupito de alcohol que costaba ocho pavos cada uno, fuimos el desastre en guerra, una guerra que nunca acaba y un querer loco que nunca se apaga la llama.

A veces me pregunto en el espejo si aún me quieres o yo te quiero, me responde el silencio después de recibir un mensaje tuyo.

Hace tiempo que la Luna, vive en su silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .